X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Fundación Ciclista de Euskadi

Volver

17/02/2017La Fundación se suma al Proyecto LISA, una nueva visión del sobrepeso y la obesidad infantil

• El proyecto LISA es una propuesta de actuación para la prevención del sobrepeso infantil bajo el lema “Menos chuches y refrescos, más agua y ejercicio” y es representado por una gota de agua llamada LISA que invita al movimiento

• LISA supone un cambio muy importante en la determinación de las causas de sobrepeso en los niños y en la forma de prevenirlo y tratarlo

• La Fundación Euskadi aplicará el proyecto en su Aula Pedagógica, por la que cada año pasan cerca de 2.500 escolares de entre 6 y 12 años

Derio, 17 de febrero de 2017

Hoy se ha firmado el acuerdo de colaboración entre la OSI Bilbao Basurto y la Fundación Ciclista Euskadi para integrar en su formación el Proyecto LISA, una propuesta de actuación para la prevención del sobrepeso infantil bajo el lema “Menos chuches y refrescos, más agua y ejercicio”. La imagen del personaje que la representa es una divertida gota de agua que invita al movimiento.

Miguel Madariaga, presidente de la Fundación, dio la bienvenida a los asistentes y dirigió la rueda de prensa en la que intervinieron Michol González Torres, directora gerente de la OSI Bilbao Basurto; el responsable del Proyecto LISA, el Dr Francisco Javier Núñez, pediatra Endocrino de la OSI Bilbao Basurto;  Irati Otxoteko, responsable de formación de la Fundación Ciclista Euskadi, y Esther Apraiz, Alcaldesa de Derio.

El proyecto LISA es un proyecto multiestructural y multiestamental, que nace de una reflexión sobre las causa del sobrepeso en la infancia, su prevalencia  y de la forma en la que hasta hoy lo hemos abordado. Desde su inicio de andadura como proyecto piloto, ha supuesto la colaboración entre sanitarios de la OSI Bilbao Basurto, del Servicio de Promoción de la Salud del Ayuntamiento de Bilbao, de Centros de Salud de la OSI Bilbao Basurto, y del personal docente de los centros escolares de sus áreas de influencia.

Tras este acuerdo, el Aula Pedagógica de la Fundación será otro de los escenarios en los que se integre LISA. Además de los habituales talleres de educación vial, mecánica de la bicicleta y desarrollo sostenible, los cerca de 2.500 escolares que cada año acuden al centro de Derio recibirán formación para adquirir unos hábitos de vida más saludables que combinen una alimentación sana y la práctica deportiva. Irati Otxoteko, responsable del Aula,  señalaba que "estamos muy motivados e ilusionados con este nuevo proyecto. El Aula apuesta por formar a los ciudadanos del futuro a través de los valores del deporte y la vida sana. LISA es bienvenida y es un paso más en el camino de formación, que los niños sumen a la práctica deportiva segura unos hábitos de alimentación sana y equilibrada de forma natural y sencilla, inculcarles esa filosofía desde pequeños para que crezcan con ella", resumía.

Conceptualmente LISA supone un cambio muy importante en la determinación de las causas de sobrepeso en los niños y en la forma de prevenirlo y tratarlo. Dos son las fortalezas en las que se asienta el proyecto. “La primera es que identifica como responsable del sobrepeso infantil, no las calorías ingeridas con los alimentos en las horas de las comidas ‘las calorías nutricionales’, sino las otras calorías, las que denomina ‘calorías plus’ o ‘calorías de paladar’ que se toman fuera de las horas de comidas, en forma de bebidas carbonatadas dulces  y chuches, asociando a ello el sedentarismo”, explicó en la rueda de prensa el doctor Francisco Javier Núñez.

El doctor de la OSI Bilbao Basurto también expresó la importancia de la segunda fortaleza: “identificadas las causas, propone la actuación en su aspecto preventivo y terapéutico de forma grupal, sobre los niños en su medio natural, los centros escolares, donde los niños rodeados de sus semejantes, no se sienten objeto del problema y a los que se les proponen tan solo dos o tres cambios de rutina, fáciles de entender y cumplir. Esta propuesta sustituye o complementa, a la actual intervención individualizada que habitualmente se realiza en la consulta sanitaria, donde generalmente las propuestas de cambios de pautas, son  globales y no siempre fáciles de asumir por los niños y sus familias”.

En definitiva, LISA representada por una gota de agua, una amiGOTA, en movimiento, se olvida de la palabra y del concepto dieta, tan interiorizada como eje de los tratamientos clásicos, para enseñar a los niños, manteniendo una alimentación sana y saludable, a beber agua y a moverse en su entorno, caminando y olvidándose del ascensor para subir escaleras.

Volver